The National Campaign Se Convierte En Power to Decide

Press release

The National Campaign Se Convierte En Power to Decide

December 4, 2017
Power to Decide logo next to a picture of a woman

(Washington, D.C.) — Power to Decide, (El Poder de Decidir) la campaña para prevenir el embarazo no planificado en adolescentes, se ha cambiado oficialmente el nombre anterior The National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy (también conocida como el The National Campaign). Este cambio enfatiza el enfoque de la organización en asegurarse que todos los jóvenes, no importa quiénes sean ni dónde vivan, puedan tomar decisiones en cuanto a su futuro reproductivo.

“Power to Decide no es solamente nuestro nuevo nombre, es también nuestra visión para la gente joven —no importa quienes sean ni donde vivan”, dijo Ginny Ehrlich, director ejecutivo. “Power to Decide está basada en 21 años de éxito en llegar a los jóvenes mediante The National Campaign. Ahora, como Power to Decide, nos enfocamos en ayudar a que las personas jóvenes tengan el poder de decidir su futuro y trabajamos para asegurarnos que cuentan con la información, el acceso y las oportunidades necesarias para decidir si quieren quedar embarazadas, cuándo y en qué circunstancias”.

Una nueva encuesta a nivel nacional publicada hoy día por Power to Decide confirma el abrumador apoyo que tiene el tener acceso a todos los tipos de métodos anticonceptivos como una manera importante de aumentar las oportunidades de los jóvenes.

La encuesta, en la cual participaron más de 2,000 personas de 18 años o mayores, reveló:

  • Que el 94 % de los encuestados está de acuerdo con que todas las personas deberían tener el poder de decidir si quieren quedar embarazadas, cuándo y en qué circunstancias.
  • 9 de cada 10 encuestados está de acuerdo con que las personas jóvenes con el poder decidir si quedar embarazadas y cuándo quedar embarazadas tienen más oportunidades y son más capaces de alcanzar su máximo potencial.
  • El 87 % de los encuestados cree que los métodos anticonceptivos le dan a las personas el poder de decidir su futuro.
  • El 87 % de los encuestados está de acuerdo con que todo el mundo se merece tener acceso a la gama completa de métodos anticonceptivos, no importa quiénes sean, dónde vivan, ni cuál sea su situación económica.

Aunque ha habido una disminución histórica en la cantidad de embarazos de adolecentes y no planificados en los Estados Unidos, todavía sigue siendo desigual el acceso a la información sobre salud sexual de buena calidad y a los métodos anticonceptivos. Todavía una de cada cuatro mujeres quedará embarazada ante de cumplir los 20 años, y los Estados Unidos sigue teniendo el porciento más alto de embarazo de adolecentes de todos los países industrializados. Más aún, más de 19 millones de mujeres en el país vive en áreas que se conocen como desiertos anticonceptivos (contraceptive deserts)— dónde hay una falta de acceso razonable a lugares públicos para cuidado que ofrezcan toda la variedad de métodos anticonceptivos.

“La mayoría de las personas jóvenes dicen que no quieren quedar embarazadas en un futuro cercano, y cada uno de estos jóvenes debe poder tomar los pasos necesarios para que esa intención se convierta en una realidad”, dijo Stephen A. Weiswasser, presidente de la junta de directores de Power to Decide. “Nuestro nuevo nombre refleja nuestro compromiso con proveer información confiable y precisa, así como con terminar con la diferencia que existe en cuanto al acceso a los métodos anticonceptivos y la disparidad en los porcentajes de embarazos no planificados”.

Para obtener más información sobre Power to Decide visite la página www.PowerToDecide.org.

Power to Decide es una organización privada, no partidista, sin fines de lucro que trabaja para asegurar que todas las personas—no importa quienes sean, dónde vivan, ni cuál sea su estatus económico— tengan el poder de decidir si quieren, cuándo quieren y bajo qué circunstancias quieren quedar embarazadas. Favor de visitar nuestra página www.PowerToDecide.org o síganos por Facebook y Twitter.